Miradas desde la disidencia: la figura del hacker en la cibercultura

La figura del hacker ha sido protagonista de múltiples relatos, los cuales coinciden con el imaginario colectivo cultivado por los medios de comunicación: piratas informáticos, que se entrometen en cuentas privadas, en sistemas bancarios y obtiene beneficios personales a partir de prácticas ilegales mediadas por computadoras. Sin embargo, existen diversas investigaciones, etnografías, entrevistas, registro de experiencias y una genealogía ya muy tipificada del hacker que desmiente este imaginario. Al respecto, hay coincidencias en que las personas hackers responden a un impulso lúdico para resolver problemas, que se relacionan con sus equipos de cómputo de manera creativa, curiosa y tenaz, que gustan de programar y compartir con una comunidad objetivos afines. Lo interesante de retomar a estos personajes en el contexto del sometimiento tecnológico, en un mundo donde los datos de la ciudadanía son tan fácilmente recolectables y relacionables, es que los hackers usan sus habilidades y conocimientos para hacer planteamientos políticos que reconocen: el derecho a la información, al anonimato y la libertad del código de programación, como derechos humanos. En este texto se expone una brevísima genealogía de la figura del hacker con el objetivo de ofrecer una mirada desde la disidencia tecnológica, donde quizá, se puedan encontrar ciertas claves para fisurar los componentes centrales del sometimiento tecnológico, que trae consigo el cierre de código de programación y el control por parte de las corporaciones.

More Stories
Mesa II Arte digital: el archivo y sus implicaciones | Foro Live Cinema